PIMIENTOS RELLENOS DE TORTILLA DE PATATA

Ingredientes:
500g de patatas.
5 huevos.
1 cebolla (como en toda tortilla, es opcional).
4 pimientos verdes tipo italianos.
4 pimientos rojos alargados.
Sal.
Aceite de oliva virgen.
Como preparar los pimientos rellenos de tortilla de patata:
Comenzamos preparando las patatas como si fuéramos a hacer una tortilla normal, pero tan sólo tenemos que tener la precaución de cortar las patatas algo más pequeñas, para que entren bien en los pimientos.
Pelamos, lavamos y cortamos las patatas: primero a lo largo, y luego en rodajas de un par de milímetros. Picamos la cebolla y la mezclamos con las patatas. Salamos y freímos en una sartén con abundante aceite de oliva caliente, si hace falta en dos tandas. Para que se hagan antes, a mi me gusta ponerles una tapa e ir vigilando y removiendo cada varios minutos, para que no se peguen. Tienen que quedar blandas pero no doradas. Las escurrimos bien del aceite, y las dejamos escurrir unos minutos sobre un colador, para que suelten la mayor cantidad de aceite. Podemos aplastarlas ligeramente.
De mientras, batimos los huevos y les añadimos una pizca de sal. Limpiamos los pimientos y les quitamos la parte del tallo y las pepitas, con cuidado de que no se rompan.
Cuando tengamos las patatas hechas, las mezclamos con el huevo, y con ayuda de una cucharita, vamos rellenando los pimientos. Para ello, al tratarse de pimientos largos y delgados, tendremos que ir empujando con cuidado hacia adentro, para que baje el relleno bien hasta abajo. Terminamos de rellenar con algo de huevo, y colocamos los pimientos en vasos, para que no se salgan hasta la hora de freír.
En la misma sartén de las patatas pero con mucho menos aceite, freímos los pimientos por tandas. Enseguida cuajará el huevo, de manera que no se saldrá por la sartén. Vamos dándoles la vuelta con cuidado, hasta que el pimiento esté bien hecho. En ese tiempo, la tortilla estará perfectamente cocinada.
Los sacamos y colocamos en un papel de cocina para que suelten el aceite sobrante, mientras freímos el resto.
Presentación:
Colocamos los pimientos en una fuente y los salamos por encima. Podemos servirlos cortados en rodajas en diagonal, de un par de centímetros, de manera que queden de tamaño de bocado, o intercalarlos con pimientos enteros
.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s